lunes, 4 de noviembre de 2013

Identidad

Supongo que a todos nos toca en algún momento preguntarnos quienes somos. Por supuesto esta pregunta no tiene respuesta, pero aun así insistimos en buscarla.

Esta es mi respuesta: Yo soy yo y todo lo que esto implica. Soy mis pensamientos, lo que digo y lo que me callo. Soy lo que cambio a mi alrededor, las personas a las que he influido y las mejoras y perjuicios que he causado en mi entorno. Soy el alma y el cuerpo. En otras palabras, yo.

Sé que esta respuesta no es del todo correcta, porque aunque lo he dicho todo, no he dicho nada, pero es mi respuesta. Además, la pregunta en sí está mal formulada.

Nadie puede definir nada con palabras, siempre hay un matiz que se escapa. Porque las palabras las inventamos los humanos, y por tanto son mentiras. Nadie puede explicar correctamente nada porque no sabemos nada de ninguna cosa.

Buscamos una respuesta racional de todo cuando lo único que deberíamos hacer es asumir nuestra posición y vivir.

Así que en vez de preguntarnos quiénes somos quizás deberíamos preguntarnos quiénes queremos ser, qué queremos hacer con nuestras vidas, qué podemos hacer para mejorar nuestro entorno y a nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario